Productos

Productos


Salsas de soja sin gluten

La salsa de soja es uno de esos productos que se han ido colando en nuestra cocina sin darnos cuenta. Seamos fan de la cocina asiática  o no la conocemos , la hemos probado y quien mas quien menos ha experimentado con ella. Pero ¿qué es exactamente la salsa de soja? Y lo mas importante en nuestro caso, ¿existe una versión sin gluten?

Esta salsa lleva elaborándose en China más de 2000 años. Empezó a usarse como una alternativa a la salmuera para conservar alimentos y desde entonces se ha ido extendiendo por todo el mundo. La receta básica incluye soja, trigo , agua y sal , con variaciones para diferentes platos: sushi o sashimi, elaboración de otras salsa, salteados ,…

Existe también una variedad, la salsa de soja Tamari, que se elabora sin trigo y por lo tanto es apta para personas con intolerancia al gluten. Es de color castaño oscuro y su sabor es intenso por lo que hay que usarla con moderación. Es ideal para añadir color y un toque de sabor interesante los platos que ya nos aburren o a los que se resisten a nuestros peques.

Si ya te hemos convencido ahora la cuestión es ¿pero cual uso? Para eso está aquí el Equipo de Investigación de Vivir Sin Gluten, para decirte cómo es cada una.

Hemos comparado 3 de las salsa de soja sin gluten que son más fáciles de encontrar en el mercado, aunque te advertimos que lo más sencillo es comprarlas por internet. También es importante que compruebes los ingredientes porque a veces se anuncia como Tamari (sin gluten) una salsa que no lo es (sí, nos ha pasado).

Para compararlas las hemos probado para comer sushi y como marinado en una receta de pollo (la encontrarás mas adelante). Aquí tienes los resultados de esta ardua y deliciosa investigación:

YAMASA: densa, con sabor intenso sin ser pesado y el punto justo de sal. Perfecta para cocinar porque deja un sabor más suave que en crudo y carameliza bien.

KIKKOMAN: ligera, con sabor intenso y con un punto alto de sal. Es recomendable usarla con moderación o mezclada con otros ingredientes. Es la más fácil de encontrar en grandes superficies.

SHIBANUMA: ligera, con sabor suave y poco salada. Perfecta para  el sushi y para principiantes.

En cuanto a los precios, el de YAMASA está en 5,10 euros los 150 mililitros, pero no es difícil de encontrar en grandes superficies en las que haya un puesto de sushi. Las versiones de KIKKOMAN y SHIBANUMA solo las hemos encontrado en tamaño litro, con un precio de 7,99 y 6,31 euros respectivamente.

Ahora ya solo tienes que decidir cual te interesa más y lanzarte a experimentar. ¡¡Que la disfrutes!!